[Columna] El pasado es el futuro de la televisión

[Por Bruno Collazo] Los rumores sobre una nueva serie de Los Chicos del Barrio no son más que uno de los puntos de una larga lista de viejas series "resucitadas".

En las últimas horas hablábamos en Notitoon sobre una posible serie secuela o spin-off para KND: Los Chicos del Barrio (Codename: Kids Next Door), una producción de Cartoon Network de 2002.

De llegar a confirmarse, la noticia quizá no sería tan impactante. Es decir, claro que el hecho de que una serie como KND vuelva al ruedo es una gran noticia para propios y extraños, pero si miramos su contexto, es una serie más de las que vuelve, sea por el medio que sea.

Nos malacostumbramos a escuchar "remake de un clásico", y automáticamente asociarlo a una nueva serie de Looney Tunes, Scooby-Doo o Tom y Jerry.

Sin embargo, entre 2014 y 2015, estamos viendo muchos más regresos de los que esperábamos, de series que quizá recordábamos, pero esporádicamente. Y estos pasaron de ser solamente sobre aquellas tres franquicias históricas de siempre de la Warner Bros. y Hanna-Barbera para Cartoon Network, a ser un resurgimiento en Disney y Nickelodeon también. Quizá éste último es el que más se resiste, pero no hay duda de que deberá volver a sus orígenes, así como una vez decidió renovarse completamente para mostrar una programación que intenta combinar de la forma más mala posible a Disney Channel y Cartoon Network.

Justamente, es Cartoon Network el canal que más apuesta a sus orígenes. Hace un año aquí se escribía sobre esto mismo, cuando en el UpFront estadounidense del canal se anunciaba El Show de Tom y Jerry, Wabbit y Be Cool, Scooby-Doo!.

El canal del viejo logo a cuadros anunció para 2016 una nueva serie de Las Chicas Superpoderosas, luego del estreno del especial Baile Siniestro (bastante criticado por algunos grupos de fans, por cierto). Y no parece solamente un regreso para complacer a sus seguidores, puesto que incluso acordaron lanzar una línea de juguetes basados en el nuevo ciclo de Bombón, Burbuja y Bellota en la TV.

Disney, por su parte, también parece querer seguirle la corriente a Cartoon (no es tan raro, teniendo en cuenta que Disney y Nick han disminuido en audiencia en el último tiempo ante el aumento de un Cartoon Network reforzado por Hora de Aventura, Un Show Más y Steven Universe, entre otros). El principal canal del ratón, Disney Channel, apostará por un remake de Patoaventuras, mientras su canal preescolar, Disney Junior, tendrá un spin-off de El Rey León. Inclusive también lanzaron una secuela de Aprendiendo a Vivir, llamada en Latinoamérica El Mundo de Riley.

Tanto en Estados Unidos como en Latinoamérica, Disney Channel ha tenido éxito con el ingreso del bloque Disney Replay, que debutó por estos lares como un especial aniversario (Disney Channel Fest) y se terminó quedando. Ernesto Sánchez, senior de mercadeo de Disney Media Networks, había declarado en su momento a El Universal mexicano sobre aquel especial, "Sólo festejamos en julio, pero si pasa algo, sería repensar cosas o festejar más seguido en Disney".

Quizá Nickelodeon en este rubro sí se esté salvando un poco de las críticas a su falta de originalidad, pero no dudamos en que pueda suceder lo mismo también. Puede que su futuro quede en manos de los números que haga el nuevo cómic de Oni Press de Invasor Zim, la serie de humor negro de principios de los 2000 creada por Jhonen Vasquez para el canal.

Sin embargo, es preciso destacar lo sucedido con Nick Clásicos también en América Latina. La noticia generó miles de tweets y mucha locura entre los nostálgicos del canal, pero la corta duración también permitió más de un enfado.

Puede que también sea preciso nombrar lo que se ha hecho con Chespirito en varias señales de Turner Broadcasting System (y no me refiero solamente a las series animadas de El Chavo del Ocho y El Chapulín Colorado), o el regreso de Adult Swim a esta zona con algunas de sus antiguas series (Harvey Birdman o Fantasma del Espacio de Costa a Costa, por nombrar algunas). O podríamos añadir lo que recientemente se hablaba en el sitio sobre el bloque de clásicos animados de MTV en VH1.

Al final, parece ser que el futuro de la televisión (al menos la infantil y juvenil) no es nada más y nada menos que un regreso al pasado.